¿Qué suelo es mejor el suelo laminado o suelo vinílico?

A la hora de renovar los suelos de nuestro hogar, es común preguntarse qué opción es la más adecuada: ¿suelo laminado o suelo vinílico? Ambas alternativas ofrecen ventajas únicas que se adaptan a distintas necesidades y estilos de vida. En García Lázaro te proporcionaremos una comparativa detallada para ayudarte a elegir el mejor suelo para tu espacio, basándonos en sus características, durabilidad, facilidad de instalación y mantenimiento. Sigue leyendo y descubre cuál qué suelo es mejor: el suelo laminado o suelo vinílico. 

Diferencias entre suelo laminado y suelos vinílico 

  • Características y apariencia: El suelo laminado destaca por su auténtico aspecto de madera, con una amplia variedad de diseños y acabados disponibles. Es una excelente alternativa para quienes buscan la belleza de la madera natural a un precio más asequible. Por otro lado, el suelo vinílico también ofrece una gran variedad de estilos, incluyendo apariencias de madera, piedra y otros patrones, siendo altamente versátil en términos de decoración.
  • Durabilidad y resistencia: Ambos suelos presentan una alta resistencia al desgaste y al tráfico diario, pero el suelo vinílico se destaca por ser más resistente al agua y la humedad, lo que lo hace ideal para áreas con alta exposición a líquidos, como cocinas y baños. Además, el suelo vinílico es más resistente a arañazos y abolladuras, lo que lo convierte en una opción duradera para hogares con mascotas o niños pequeños.

¿Qué suelo es mejor para la instalación: suelo laminado o suelo vinílico?

En cuanto a la instalación, el suelo laminado suele ser más sencillo de instalar debido a su sistema de clic, que permite un ensamblaje rápido y fácil sin necesidad de pegamento. Por otro lado, el suelo vinílico también puede instalarse con sistema de clic, pero además ofrece la opción de instalación autoadhesiva o mediante pegamento, lo que facilita su colocación en diferentes superficies.

Tanto el suelo laminado como el suelo vinílico son fáciles de mantener en comparación con otros tipos de suelos. Ambos solo requieren de una limpieza regular con una mopa o aspiradora y ocasionalmente un paño húmedo. Sin embargo, el suelo vinílico es más resistente a la humedad, lo que permite una limpieza más profunda con agua sin preocupaciones.

Escoger el mejor suelo: laminado o vinílico 

En última instancia, la elección entre suelo laminado y suelo vinílico dependerá de tus necesidades específicas y preferencias estéticas. Si buscas la apariencia de madera auténtica y una instalación sencilla, el suelo laminado podría ser tu mejor opción. Por otro lado, si requieres un suelo altamente resistente al agua y fácil de mantener, el suelo vinílico podría ser la alternativa más adecuada para tu hogar. Considera tus prioridades y el uso que le darás al suelo, y así podrás tomar una decisión informada para disfrutar de un suelo perfecto en tu espacio por muchos años.

Comprar suelos laminados y suelos vinílicos en García Lázaro

Si estás buscando la mejor opción para renovar los suelos de tu hogar, no busques más. En García Lázaro encontrarás una amplia selección de suelos laminados y suelos vinílicos de alta calidad que se adaptan a tus necesidades y estilo. 

Nuestra amplia variedad de productos, asesoramiento experto, precios competitivos y comodidad en la compra hacen que seamos la elección ideal para renovar los suelos laminados y suelos vinílicos de tu hogar. No esperes más y confía en García Lázaro para transformar tus espacios con suelos duraderos y estéticamente atractivos. ¡Visítanos ahora y descubre todo lo que tenemos para ofrecerte! Estamos en avenida Canto Coral, s/n 50540 Borja (Zaragoza).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido