Distribución del SATE

Distribución anomalías SATE
· Elementos volados y retranqueados.
· Componentes ornamentales y singulares, como relieves, impostas, cornisas, vierteaguas

  • Microclima con sus meteoros, viento, lluvia, temperatura y vapor de agua, etc.
  • Materiales con sus características de porosidad, textura superficial, color, dureza, etc.
    Factores que retrasan el envejecimiento
  1. Un diseño arquitectónico que proteja de las inclemencias meteóricas.
  2. El estudio de medidas de protección auxiliares al diseño existente:
  • Sellado perfecto de las juntas de los elementos de coronación de muros para evitar la filtración
    de agua de lluvia por detrás del SATE.
  • Colocación de perfiles goterones, alféizar, vierteaguas, etc.
  1. Uso de cornisas, voladizos, etc. Suciedad diferencial (escorrentías)
    Colonización biológica (mohos, algas, bacterias, etc.)
    Fisuración
    Manchas e irregularidades
    Grietas estructurales
    Golpes
    Otros (graffiti, embolsamientos,
    puntos oxidación, etc.)
    Desprendimientos parciales sistema
  • Situación y composición de las fachadas:
    · Proporciones.
    · Exposición al agua-viento.
    · Abrigo por otros edificios.
    · Tamaño y disposición de sus planos macizos y vanos.
    · Inclinación y curvatura de los planos.
    conservación y mantenimiento de fachadas con SATE H

Importante:

Cualquier actuación posterior sobre el sistema tiene que hacerse bajo la supervisión de su fabricante, para garantizar así su compatibilidad.

En el artículo 16 de LEY DE ORDENACIÓN DE LA EDIFICACIÓN (LOE) LEY 38/1999 define con claridad que las obligaciones de los propietarios
y usuarios pasan por conservar en buen estado la edificación mediante un adecuado uso y mantenimiento, recibiendo y conservando la documentación de la obra ejecutada, los seguros y las garantías.

Contáctanos para cualquier duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido